Porque no te conozco de nada, porque no nací ayer, porque tus historias no me impresionan... porque sé cómo cuidarme en la Red
De Aquí no Pasas
Cuidarte en Internet es muy sencillo
Amigos en la Red
  • No te creas todo lo que encuentras en internet, ni todo lo que ves, ni todo lo que te dicen.
  • En internet la gente puede fingir ser quien no es en realidad, por ello no quedes con personas que no conoces.
  • No agregues a tus contactos a personas que no conoces físicamente. Así como en tu vida real no hablas con cualquiera, no llevas a tu casa a cualquiera y no le enseñas tus fotos a cualquiera, no lo hagas en internet.
  • Nunca enciendas una webcam ante alguien que no conozcas.
  • Abre sólo los correos de las personas que conoces y en las que confías.
Fotos y vídeos
  • Antes de subir fotos o vídeos a internet piensa que pueden llegar a manos de muchas personas en pocos segundos y eso podría tener consecuencias serias.
  • No uses ni envíes fotografías o vídeos de otras personas si no te han dado permiso, ya que puedes hacer daño y te puedes meter en un problema con la Ley.
Datos personales
  • No des información personal como fecha de nacimiento o edad, teléfono, dirección, colegio donde estudias o lugares donde juegas a través de internet o del móvil.
  • Tampoco facilites los datos de tu familia (información, vídeos, imágenes) a personas que no conoces o en las que no confíes.
Contraseña
  • No le des tus contraseñas a ningún amigo o amiga.
  • Cambia tu contraseña con frecuencia e intenta que la contraseña no sea fácil de adivinar.
Respeto
  • Todos tenemos derecho a ser protegidos contra cualquier forma de violencia y a ser tratados con respeto.
  • Recuerda que un mensaje en internet perdura mucho tiempo y llega a muchas personas. A través de internet, una burla o un insulto puede hacer mucho daño.
  • No respondas, no envíes, ni compartas este tipo de mensajes.
Seguridad
  • Recuerda cerrar la sesión de cualquier red social siempre que te desconectes.
  • Si haces alguna descarga de un material, que sea de un sitio seguro.
  • En las redes sociales como Twitter, Facebook, Habbo o Tuenti puedes decidir con quién compartes tu información, para eso configura tu privacidad. Te enseñamos cómo hacerlo en www.deaquinopasas.org.
  • Lee lo que aceptas en una red social antes de dar clic.
Siempre eres tú
  • Sé tú mismo. No debes actuar de un modo distinto a como lo haces en la vida real.
  • Todo lo que hacemos en internet puede ser rastreado y se puede ubicar al autor de los mensajes. El anonimato total no existe.
¿De qué debes protegerte?
  • Suplantación de identidad: Cuando otra persona entra en nuestras cuentas de correo o redes sociales sin nuestro consentimiento y se hace pasar por nosotros.
  • Pérdida de privacidad: Cuando otras personas utilizan nuestra información, nuestras fotos y vídeos con malas intenciones.
  • Grooming: Cuando personas desconocidas se ganan la confianza de chicos o chicas para obtener imágenes o fotos de nuestro cuerpo y buscan un encuentro con fines sexuales a través de la amenaza, el engaño o el chantaje.
  • Cyberbullying: Son las agresiones a través de la red.
  • Sexting: Es la difusión de imágenes íntimas (en ropa interior o desnudos) o vídeos privados.
Descárgate los consejos

Todos los chicos y chicas tienen derecho a la libertad de expresión. Este derecho implica la libertad de buscar, recibir y difundir información e ideas de todo tipo, sin ninguna consideración de fronteras, siempre que no estén en contra de los derechos de otras personas. Art. 13 de la Convención de Derechos del niño.

Todos los chicos y chicas tienen derecho a una vida privada. Ninguna persona tiene que entrometerse de forma injusta o ilegal en su vida privada, ni en su familia, ni en su correspondencia (correo electrónico, móvil, etc). Art. 16 de la Convención de los derechos del Niño.

Si quieres denunciar, escribe a:

denuncias.pornografia.infantil@policia.es

www.gdt.guardiacivil.es

• o llama al teléfono de ANAR de ayuda a niños y niñas: 900 202 010

Cada red social es un mundo. Descubre como cuidarte en todas ellas.
  • facebook
  • twitter
  • tuenti
  • flickr


1-Controla tus contenidos y las etiquetas.


Fig.1

Es importante que controles quien puede ver tus fotos, tus vídeos, tus comentarios...

En la sección de Configuración y herramientas de privacidad puedes seleccionar las personas con quien compartir tu contenido; esa configuración se mantendrá para tus futuras publicaciones hasta que vuelvas a modificar tu selección.

Ahora es más fácil también modificar cualquier contenido del pasado, tanto el que tú hayas incluido como en el que se te haya etiquetado. Con la revisión de la biografía decides si quieres aprobar manualmente las publicaciones en las que se te etiquete antes de que aparezcan en tu biografía. Cuando tengas una publicación por revisar, haz clic en Revisión de la biografía en el lado izquierdo del registro de actividad.

Activa la función de revisión de etiquetas para ver las etiquetas que añaden tus amigos a tu contenido antes de que aparezcan en Facebook. Cuando un usuario que no sea amigo tuyo añada una etiqueta a una de tus publicaciones siempre se te pedirá que la revises. Del mismo modo, puedes seleccionar los amigos específicos que quieres que vean los contenidos en los que te han etiquetado.

Fig.2

2-Controla las personas que pueden contactarte.

Igual que por la calle tomas cierta precaución cuando alguien que no conoces quiere hablar contigo, también en Facebook debes limitar las personas que tratan de ponerse en contacto contigo. Puedes decidir si todo el mundo puede enviarte una solicitud de amistad o si, por el contrario, solo los amigos de tus amigos pueden hacerlo. También puedes controlar quien te puede encontrar en Facebook a través de tu correo electrónico y tu número de teléfono (aunque lo más recomendable es que no incluyas tu número de teléfono). Los mensajes que te llegan a tu bandeja de entrada también pueden filtrarse de manera que los mensajes de personas que no conoces lleguen a la carpeta “otros”.

3-Aplicaciones y sitios web.

Este apartado controla la info que se comparte con los sitios web y las aplicaciones. Puedes ver tus aplicaciones, eliminar las que no desees usar o desactivar la plataforma por completo. Si la desactivas, no podrás usar las aplicaciones y Facebook dejará de compartir tu información con ellos.

Aplicaciones Facebook

Ten en cuenta que cada vez que te instalas una nueva aplicación es como rellenar un formulario con todos tus datos (los que tienes en FB). Para que lo sepas...

Es necesario tener cierto control sobre esto, ya que estas aplicaciones pueden colgar información en tu muro sobre temas que no te apetece compartir con toda tu lista de contactos. Sin embargo, hay opciones para controlar a estas aplicaciones.

Tu nombre, foto del perfil, sexo, nombre de usuario, identificador de usuario y tus redes constituyen información pública. Las aplicaciones también tienen acceso a tu lista de amigos y a cualquier información que hayas elegido hacer pública. Puedes gestionar la configuración de cada aplicación que hayas instalado (en el menú desplegable de la derecha Configuración de la cuenta, haz clic en Aplicaciones y en Editar podrás ajustar quién puede ver la actividad que la aplicación publica en tu biografía. Desde ahí también puedes eliminar una aplicación que no quieres que siga asociada a tu cuenta de Facebook así como previsualizar qué permisos tiene activados cada aplicación y eliminar los que no te interesen.

4-Bloquea todo lo que quieras bloquear.

Puede que entre tu lista de amigos y amigas haya personas que prefieres que accedan solo a algunos de tus contenidos. Para ello, la mejor opción es que les incluyas en tu lista de acceso restringido, de manera que solo podrán ver las fotos, actualizaciones de estado, etc que hayas configurado como públicas. solo pueden ver la información y las publicaciones que has hecho públicas. Y no te preocupes, Facebook no notifica a tus amigos cuando los añades a tu lista de acceso restringido.

También puedes decidir bloquear totalmente a una persona (estuviese o no incluida en tu lista de amigos) para que ya no pueda volver a ver tus publicaciones, invitarte a grupo, etiquetarte en fotos o incluso añadirte como amigo.

5-Seguidores.

Desde hace un tiempo, Facebook ofrece la posibilidad de que las personas sigan a otras personas sin necesidad de ser amigos, obteniendo de esta manera acceso a toda la información o actividad que esté configurada como pública. Por supuesto, puedes desactivar esta opción para evitar que gente que no conoces siga toda tu actividad.

6-Controla la publicación del lugar donde te encuentras.

Facebook te da la opción de activar la función de ubicación cuando publiques contenido (actualizaciones de estado y fotos). Esta configuración permanece activada hasta que hagas clic en tu ubicación en la parte inferior de la herramienta para compartir y, luego, en la x. También puedes elegir y configurar cuales de tus amigos pueden saber donde estás.

A través de la “revisión de etiquetas” también puedes controlar la ubicación en que otras personas hayan podido etiquetarte.